La Medicina Manual

Consiste en una combinación de técnica miofascial, estiramiento muscular y corrección articular con el fin de liberar la tensión miofascial y las contracturas musculotendinosas, corregir la alineación articular y permitir una adecuada irrigación sanguínea y un correcto retorno venoso y linfático.