Se caracterizan

Las plantas medicinales ocupan un lugar muy importante en la Medicina Tradicional China.

Pueden presentarse en forma de cápsulas (lo más común en Europa y Estados Unidos) o bien frescas para ser cocidas, pudiendo elaborarse prescripciones específicas para cada paciente o bien acudir a prescripciones ya preparadas.

Se utilizan distintas partes de cada planta según sus propiedades: los tallos, la corteza, las hojas, las flores o las raíces, además de extractos animales y minerales.